Absolutamente ninguno, solo beneficios.

Por mucho que los mandos medios digan lo contrario, estar afiliado al Sindicato es un derecho contemplado en la Constitución Nacional, adicionalmente la Ley establece penas privativas de la libertad para las personas que atenten contra este derecho que se denomina Derecho de Asociación.


Cuando un trabajador cumple cabalmente con las obligaciones que contrae al momento de firmar el contrato de trabajo, simultáneamente adquiere el derecho a exigir de parte de su empleador el cumplimiento de las obligaciones legales que este último tiene. Una de ellas es permitirle la afiliación al sindicato, pero el sindicato no es quien garantiza la continuidad del contrato, esto solo se logra con la calidad del trabajo que desarrolla el contratado. El sindicato sirve es para evitar atropellos contra el trabajador y para velar porque el empleador cumpla con la Ley..