La llegada del Banco BBVA a través de su fundación de las microfinanzas, no produjo cambios de calidad en la organización del trabajo en Bancamia y mucho menos en la mejora del trato a sus trabajadores.

Por el contrario, pareciera que la improvisación en todo sentido fuese el caldo de cultivo del cual saca provecho en lo comercial y en los temas laborales. La expectativa estaba creada porque el grupo español predica tener códigos de comportamiento homogéneos para aplicar allí donde se encuentre y respetar lo que se denomina el trabajo decente

Un caso evidente de la improvisación y el poco aprecio por la suerte de los trabajadores es el que se relaciona con la jornada laboral, la cual se maneja de acuerdo al interés de última hora del funcionario que improvisadamente se le ocurra cambiarla o del que quiera utilizarla como instrumento de chantaje para tratar de obtener mejores resultados comerciales o simplemente para reprimir a quien se quiera.

bancamia sin 1La Historia de los días sábados se ha vuelto repetitiva, el gerente de oficina o el zonal o la vicepresidencia comercial a última hora decide que es necesario quedarse a laborar más del tiempo establecido porque no se han logrado las metas, porque se requiere grabar más créditos, porqué se necesita captar más recursos o porque en su juicio algunos se han portado mal o porque él aun no logra la meta para su bono o simplemente por que sí. Deciden arbitrariamente que si la salida es a la 1pm se deben quedar hasta las 3 pm y si es a esta hora se deben quedar hasta las 5 pm o hasta las 7pm o hasta que ellos quieran.

Así mismo dan la orden para que se atienda público con la puerta cerrada a través de una ventanilla, sin que previa y suficientemente se la haya hecho saber a los clientes de esta modificación, con lo cual en la mayoría de los casos la improvisada medida no logra mejorar el recaudo, causando tan solo traumatismo y perjuicio a los trabajadores, además de incrementar costos de operación a la empresa, igual sucede los días de cierre de mes.

Lo Innecesario de la jornada el día sábado

Hemos insistido en que, debido a los adelantos tecnológicos y los convenios suscritos por el banco para el recaudo, la jornada del día sábado debería suprimirse, porque es más alto el costo en funcionamiento, en desgaste de los trabajadores comparado con lo que se recoge en recursos o la colocación que es nula en estos días.

Molesta mucho a los trabajadores que se utilice la jornada laboral para chantajearlos, como ha ocurrido con los días de cierre por las festividades de fin de año o por las festividades que se dan en algunas regiones del país como la costa caribe, utilizadas por el banco para exigir mayor colocación y al final terminar burlándose de los trabajadores no adoptando el cierre como si lo hicieron otros bancos.

Las exigencias de Aceb y Asefinco para que no se trabaje más allá de la hora establecida ha logrado que el horario entre semana se vaya normalizando, sin embargo existen aún muchas oficinas en las que se obliga a quedarse después del cierre o se extiende ilegalmente la jornada a través de la imposibilidad de desconectarse los trabajadores por la existencia de grupos virtuales a través de los cuales se les dan instrucciones permanentemente o se les piden informes, también por la realización de reuniones de sistemática y otras por fuera de la jornada, sin que se paguen las horas extras laboradas, así mismo el banco tampoco paga el auxilio de cena previsto convencionalmente para quienes debes quedarse a laborar.

Extender la jornada laboral, hacerles trabajar los días sábados, cambiarla a última hora o utilizarla para chantajear no mejora los resultados, por el contrario, produce malestar entre los trabajadores, rompe la posibilidad de la armonización de su vida laboral con la vida familiar y personal, les desconoce como sujetos sociales que tienen derecho al esparcimiento, la educación, el crecimiento y fortalecimiento de sus ámbitos familiares y afectivos. Seguiremos empeñados en hacer respetar la jornada laboral mejorándola, de tal manera que permita horarios en que los trabajadores siendo más productivos puedan también ser reconocidos como seres que requieren del descanso, el esparcimiento y su crecimiento cultural, en ultimas que se han ganado el derecho a ser más felices.

Asefinco 0

La lucha por el derecho de asociación sindical

Sigue creciendo el número de trabajadores afiliados a nuestra organización sindical, ante lo cual la torpe reacción de la dirección de Bancamia es tratar de impedir el ejercicio tranquilo y legitimo del derecho de asociación a través de burdos procedimientos como los permanentes llamados a descargos violando los minios principios del debido proceso, también la obstaculización para el goce de derechos laborales y convencionales, la discriminación en el manejo de las carteras de clientes y también el maltrato verbal, la intimidación y el constreñimiento.

Le hemos insistido a Bancamia que la presencia del sindicato es un hecho incontrovertible que no podrán evitar y por el contrario le hemos invitado a que se construya una relación respetuosa en la que se entienda que el sindicato es un instrumento dinamizador de las relaciones laborales que basadas en el respeto por los derechos permiten construir ambientes laborales más productivos.

Sin embargo, la negativa del banco nos impone buscar otros mecanismos diferentes al dialogo directo que es el que queremos y propiciamos donde quiera estemos, por ello acopiando las abundantes evidencias de la conducta antisindical de Bancamia que raya en lo penal avanzamos en la preparación de una denuncia ante la autoridad competente por la violación al derecho de asociación por parte de este banco. A la par estamos asistiendo a la mesa de trabajo a la que convoco el ministerio de trabajo a Bancamia para ventilar allí nuestras denuncias por la violación al debido proceso, a la convención ,a la persecución sindical y al maltrato generalizado contra los trabajadores, esperamos de Bancamia un cambio de actitud, de lo contrario la unidad de los trabajadores, su movilización y denuncia y la resolución indeclinable de Aceb y Asefinco de librar la batalla por el respeto a los derechos laborales y sindicales de los trabajadores se hará sentir.

Olga Lucia Ruiz López
Trabajadora de Bancamia
Integrante Junta Directiva Nacional Aceb